Todas las novedades del sector eléctrico que debes saber

Todas las novedades del sector eléctrico que debes saber

Recientemente se aprobó un decreto, el Real Decreto-Ley, que modifica algunos de los artículos de la Ley del Sector Eléctrico.

Los consumidores pagarán la electricidad en función de la hora del día que la usen. La nueva tarifa eléctrica, que entrará en vigor el 1 de junio, pretende incentivar el autoconsumo y el coche eléctrico, así como promover el ahorro energético en los hogares.

¿Qué cambios habrá en el recibo de la luz a partir del 1 de junio?

Habrá tres franjas horarias que establecerán el coste de la energía: pagarás más de lunes a viernes que los fines de semana y festivos en los mismos horarios, y puedes tener dos poderes contractuales.

El 1 de junio de 2021 entra en vigor el nuevo recibo de luz con un cambio sustancial: la duración fija del recibo (se debe pagar aunque no se consuma) y la duración variable (que depende del consumo) se calculará de una manera diferente. Aquí están las claves principales:

  • La nueva estructura de precios se aplica a todos los consumidores (hogares y empresas) cubiertos por el mercado regulado, el precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC) y los del mercado libre, aunque de forma diferente. Lo primero que debe hacer es tener claro qué usuario es.
  • Se basará en tres franjas horarias. El período más barato se establecerá de 24:00 a 8:00 a.m. y durante los fines de semana y feriados. También existirá la posibilidad de reclutar dos poderes, mientras que anteriormente solo se permitía tener uno.
  • Todas las modificaciones tienen como objetivo permitir a los usuarios ahorrar en función de su eficiencia y adaptar mejor la potencia de luz suscrita a sus horarios de consumo. Según el Ministerio de Transición Ecológica y Desafío Demográfico, el nuevo recibo de la luz «promoverá el ahorro energético, el autoconsumo y el despliegue de vehículos eléctricos».
  • La reestructuración está motivada por un mandato de la Unión Europea. Tal y como expresa el Gobierno en el Real Decreto-ley 1/2019, tras analizar el ordenamiento jurídico, consideró -en dictamen motivado- en 2016 que las directivas del Parlamento Europeo para el mercado interior de la electricidad habían sido «transpuestas incorrectamente».

Explicamos cómo estos cambios afectarán al pago del recibo correspondiente.

¿Qué cambia y qué queda a partir de junio de 2021 en el nuevo recibo de electricidad?

El recibo eléctrico actual consta de cinco plazos. Es esencial que tengas claro esto para poder entender los cambios que se avecinan.

– El término variable: los costes energéticos, es decir, lo que tienes que abonar en base del consumo.

– El plazo fijo: cuánto tienes que abonar para conseguir el servicio, aunque no consumas nada.

– Alquiler de equipos de medida o recuento.

– El impuesto a la electricidad, que es del 5,112%.

– IVA al tipo general del 21%.

Estas cinco condiciones se mantienen pero, a partir del 1 de junio, con la nueva factura de la luz se modifica el método de cálculo de los costos fijos y variables. No habrá cambios en los últimos tres.

Otros dos aspectos:

  • En condiciones fijas y variables, los consumidores pagan peajes, que se utilizan para cubrir los costos de transporte de energía y su distribución a los hogares.
  • Como parte del plazo fijo se abonarán los cargos a la red eléctrica, que incluyen gastos por subvenciones a energías renovables, compensación del déficit acumulado en los últimos años por no haber cubierto gastos, ayudas a sistemas extrapeninsulares, entre otros.

¿Cuáles son las nuevas noticias?

En la nueva factura de la luz vigente a partir de junio de 2021, todos los consumidores tienen un peaje con discriminación horaria en cuanto a potencia y energía. Esto significa que el precio será diferente según el horario de consumo. Se establecen tres plazos, en orden de costo, de mayor a menor:

  • Punta: entre las 10:00 a.m. y las 2:00 p.m. y entre las 6:00 p.m. y las 10:00 p.m.
  • Llano: de 8 a 10 h, de 14 a 18 y de 22 a 24 h
  • Valle: entre las 24h00 y las 8h00, fines de semana y festivos.

Entonces, ¿la factura subirá o bajará?

Según la OCU, esto cambiará en base del consumo y la tarificación que estaba disponible anteriormente. El análisis de la CNMC explica que se reducirá la facturación de peajes y cargos para los consumidores que hasta ahora no tenían discriminación horaria, es decir, unos 18,5 millones de consumidores. No obstante, incrementará para los consumidores que ya fueron discriminados (alrededor de 10,5 millones de consumidores) y cuyo coste fue mucho más asequible.

¿Qué deben hacer los consumidores para aminorar su recibo?

Además de tener claro el tipo de contrato aceptado, el consumidor debe ajustar la potencia para reducir costos. Si el consumidor no solicita la transición a los dos nuevos periodos (valle y pico), se aplicará automáticamente la potencia actual contratada en ambos.

Para facilitar el ajuste, se permiten dos cambios a la potencia libre hasta el 31 de mayo de 2022, que recomienda «adecuar la potencia contratada a las necesidades reales» y «trasladar el consumo a periodos fuera de las horas punta».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Compare