La importancia de cambiar correctamente al propietario de la energía

La importancia de cambiar correctamente al propietario de la energía

Cambiar la propiedad de un contrato de electricidad es uno de los procedimientos más comunes y necesarios que tenemos que realizar al llegar a una nueva casa que ya tiene el registro de servicios públicos correspondiente.

En general, solemos prestar menos atención a esta gestión administrativa. Pero es una medida que tiene importantes implicaciones tanto para los contratistas nuevos como para los antiguos.

Debe tenerse en cuenta, que los impagos o atrasos por retrasos en los pagos relacionados con la recepción de la electricidad de la propiedad serán reclamados directamente por el titular del contrato. Si los datos están actualizados o no.

Si, por el contrario, eres un nuevo inquilino del inmueble y no estás registrado legalmente como propietario del contrato eléctrico, de forma voluntaria limitas tu capacidad para actuar al respecto. Independientemente de si desea cambiar la tarifa o decide cambiar de proveedor en cualquier momento. Porque por motivos legales, todo ello debe hacerlo personalmente el titular del banco.

El cambio de nombre en el contrato de suministro eléctrico es un proceso muy simple. Pues lo único que tienes que hacer es solicitar esta modificación a tu empresa comercializadora de electricidad actual (es decir, la empresa que gestiona tus recibos), que a su vez notifica al distribuidor de la empresa, que es el responsable. para su suministro de energía en la zona.

En este caso, aunque este cambio suele ser efectivo en unas dos semanas, puede tardar hasta dos meses, según el proveedor. Esto se debe a que el ciclo de facturación debe completarse para realizar los cambios.

Después de cambiar de titular, el cliente puede recibir una factura final por el pago más reciente.

Para cambiar el titular de un contrato de energía, el nuevo titular debe contactar con su distribuidor, ya sea que forme parte de un mercado libre o de un mercado regulado. Se puede realizar por teléfono, en línea o en persona, y se puede solicitar tantas veces como sea preciso.

Para implementar estos cambios, la empresa correspondiente requerirá que el cliente proporcione una serie de documentos que el cliente deberá aportar:

  • Datos personales del titular vigente del contrato de luz para determinar el contrato a cambiar.
  • Datos personales de la persona que se convertirá en nuevo titular del contrato eléctrico.
  • Documentación en la que ambas partes expresan su consentimiento. Con documento legal para el cambio de titularidad o, si lo prefiere, contrato de arrendamiento o comprobante de compra del inmueble en relación con el punto de suministro.
  • La dirección exacta del punto de suministro
  • Código Cups de la vivienda, para identificar la instalación del abastecimiento
  • Potencia energética actual suscrita en el momento del cambio.
  • Si desea abonar el recibo de la luz mediante domiciliación bancaria, facilite los datos bancarios al nuevo titular del contrato de energía.
Es importante dejar claro que cambiar la titularidad del contrato no es lo mismo que modificar el número de cuenta. El número de cuenta se suele cambiar en el apartamento alquilado para facilitar al inquilino la liquidación directa de la factura. Pero eso es diferente a un cambio de propiedad.

Cambiar el titular de un contrato de electricidad es un proceso completamente gratuito. Aunque en algunos casos puede haber costos asociados con el cambio de propiedad de la electricidad.

  • Si, durante el cambio de propiedad, también decide cambiar de compañía que contrató anteriormente, debe asegurarse de que no haya ninguna promesa de permanecer en la compañía vigente.
  • Otra situación en la que el nuevo propietario puede tener que asumir el costo es si decide cambiar la electricidad contratada. Aumentar y disminuir la energía del contrato incurre en un costo para el propietario.
  • Si el certificado de instalación eléctrica tiene más de 20 años al momento de la solicitud de cambio, es posible que este último le envíe a renovar el boletín. El precio de la renovación oscila entre 63 y 305 euros. Todo depende de la empresa instaladora, del tipo de instalación luminosa y de la comunidad autónoma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Compare